sábado, 16 de mayo de 2009

La educación encierra un tesoro



El libro “La Educación Encierra un Tesoro” escrito el siglo pasado por Delors da una visión actual de lo que es y está en juego en esta sociedad en la que nos desarrollamos en cuanto a la educación denotando claramente lo que ello conlleva para el progreso de nuestras vidas, Delors tuvo la gran capacidad de notar el devenir, para algunos, del desarrollo actual o estancamiento, para otros, pues bien noto claramente el involucramiento de las nuevas tecnologías en la educación, la evolución en si de las sociedades, como las crisis económicas y sociales por conllevar.


Las nuevas tecnologías han hecho entrar a la humanidad en la era de la comunicación universal; eliminando la distancia, contribuyen poderosamente a forjar las sociedades del mañana que, a causa de ellas, no responderán a ningún modelo del pasado.


La educación constituye un instrumento indispensable para que la humanidad pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y justicia social. La Comisión considera las políticas educativas como un proceso permanente de enriquecimiento de los conocimientos y como una estructura privilegiada de las personas y de las relaciones entre individuos, entre grupos y entre naciones. Por ello la utopía orientadora que debe guiar nuestros pasos consiste en lograr que el mundo converja hacia un mayor entendimiento mutuo, hacia un mayor sentido de la responsabilidad y hacia una mayor solidaridad, sobre la base de la aceptación de nuestras diferencias espirituales y culturales. Al permitir a todos el acceso al conocimiento, la educación tiene un papel muy concreto que desempeñar en la realización de esta tarea universal. Ayudar a comprender el mundo y a comprender a los demás, para comprenderse mejor a sí mismo


Una de las primeras funciones que incumben a la educación consiste, pues, en lograr que la humanidad pueda dirigir cabalmente su propio desarrollo. En efecto, deberá permitir que cada persona se responsabilice de su destino a fin de contribuir al progreso de la sociedad en la que vive, fundando el desarrollo en la participación responsable de las personas y las comunidades, en si se busca un trabajo en donde todas las partes contribuyan, no donde se vea el trabajo de algunos y favorecimiento de otros. Pues la educación no sirve únicamente para proveer al mundo económico de personas calificadas; no se dirige al ser humano como agente económico, sino como finalidad del desarrollo.


La educación a lo largo de la vida se basa en cuatro pilares: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser. Los cuales los conoceremos mediante un interesante mapa que los resume...




Mientras los sistemas educativos formales se aficionan en dar prioridad a la adquisición de conocimientos, en deterioro de otras formas de aprendizaje, importa concebir la educación como un todo, por esto los cuatro pilares de la educación en el mapa engloban educación para el ser humano en cuanto a su persona y la sociedad. En esa concepción deben buscar inspiración y orientación las reformas educativas, tanto en la elaboración de los programas como en la definición de nuevas políticas pedagógicas, que nos dejen levar al individuo más allá de una formación monota y mecánica que atrofia su desarrollo, su pensamiento, el ser capaz en si de autosustentarse.


Se desprende a su vez que la educación conlleva un desarrollo que va desde el nacimiento del ser humano hasta l fin de su vida comienza por el conocimiento de si mismo y luego con su entorno, con los demás, por ello se considera la educación como un viaje personal, interior cuyas etapas corresponde a la maduración constante de la personalidad del mismo.


El crecimiento demográfico acelerado; el derroche de los recursos naturales y la degradación del medio; la persistente pobreza de gran parte de la humanidad; la opresión, la injusticia y la violencia que aún padecen millones de individuos exigen medidas de corrección de gran envergadura (todo aquello divisado por delors). Denota únicamente una cooperación internacional renovada en su espíritu y reforzada en sus medios podrá aplicarlas. Irreversible, la mundialización exige respuestas globales, y edificar un mundo mejor -o menos malo- es hoy en día más que nunca asunto de todos. La educación constituye innegablemente una de esas respuestas, sin duda la más fundamental, por lo que es menester inscribir la cooperación en materia de educación en el marco más general de los esfuerzos que la comunidad internacional debería desplegar para suscitar una toma de conciencia de todos los problemas que debe resolver y llegar a un consenso sobre las cuestiones que exigen una acción concertada. Semejante acción presupone la colaboración de múltiples interlocutores: organizaciones internacionales e intergubernamentales, gobiernos, organizaciones no gubernamentales, mundo de la industria y del comercio, organizaciones profesionales sindicales y, claro está, en el terreno del que venimos hablando los agentes del sistema educativo y el mundo intelectual.


En conclusión este libro te da una visión actual en cuanto al papel de la educación y de los jóvenes en la sociedad se tomaron temas por ejemplo ¿Qué lugar les otorga la sociedades actúales en la que nos desarrollamos a loa jóvenes en general en sus instituciones educacionales, en la familia propiamente tal, en si el lugar que se le da a los jóvenes en todo orden de cosas e incluso hasta en el país del cual formen parte? ¿Como preparar a los educando con la “educación” pertinente o adecuada para que puedan solventar las exigencias de un mundo en constante cambio? Y así respondió miles de interrogantes del ayer, del hoy y del mañana.


Se logra a su vez desprende claramente que el libro tiene como objetivo dar a los jóvenes el lugar que se merece en cualquier orden de cosas y a su vez hacer de la educación una experiencia que logre el mejor de los desarrollos a lo largo de toda la vida de cada individuo que forme parte de dichas experiencias educativas, claro esta también que para lograr la utopía educacional, por así decirle al ideal, nos falta mucho pero no es un sueño que todos juntos como comunidad, como partes importantes formadoras de un planeta no podamos lograr, pues el trabajo en equipo son muy pocos los que lo pueden derribar, lo importante es que se pretende dar un lugar a todas las cosas y que ello se respete, para así lograr al fin una educación de y para todos, de lo contrario ir día a día acercándonos a nuestro ideal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada